COMUNICADO

compartir Google + imprimir
19 de diciembre de 2013

Ante lo publicado por algunos medios de comunicación en los últimos días el expresidente del Gobierno José María Aznar pone de manifiesto lo siguiente:

1.- Una vez más se están vertiendo graves falsedades y juicios calumniosos sobre su persona, que se añaden a los reiterados ataques a su vida profesional, personal y familiar que han tenido lugar en el último año. Durante este tiempo se le ha atribuido, entre otras cosas, lo siguiente:

a. Ser ideólogo de un sistema de cobros ilegales en el Partido Popular;
b. Recibir pagos ilegales siendo presidente del Gobierno;
c. Beneficiarse de una trama delictiva dedicada al tráfico de influencias;
d. Actuar como comisionista en operaciones de tráfico de armas.

2.- Ahora, se le imputa voluntad de presionar a Caja Madrid en beneficio de terceros e incluso de sí mismo. Ante esta nueva falsedad, José María Aznar afirma:

a. Jamás ha presionado a Caja Madrid para procurar ningún beneficio ni a terceros ni a sí mismo.
b. Nunca ha participado en ningún tipo de negociación, valoración o mediación comercial con esta entidad. Las gestiones que se mencionan en dichas informaciones -como la relacionada con la obra del pintor y escultor Gerardo Rueda, las referidas a la Institución Libre de Enseñanza y la Residencia de Estudiantes, u otras que podrían citarse, desde la Huerta de San Vicente y el Centro García Lorca en Granada hasta las ampliaciones del Museo de El Prado y del Museo Thyssen, entre otros muchos-, han tenido por objeto la promoción de la cultura y el arte españoles y sus autores. Así ha sido antes, durante y después de ser presidente del Gobierno, y así queda reflejado con detalle en su último libro publicado.
c. Algunas de esas informaciones, que se refieren a Gerardo Rueda como a un artista menor e incluso irrelevante, resultan particularmente ofensivas para su memoria y para la cultura española. Sin embargo, de él entre otras cosas, se ha escrito lo siguiente: “Rueda se alzó como una figura esencial del arte español del pasado siglo, con una carrera reconocida desde sus primeras pinceladas, tanto en Europa como al otro lado del Atlántico” (de ‘El arte humilde de Gerardo Rueda’, El País, 14 de febrero de 2011); o “Convirtió sus casas de Madrid y Cuenca en meta de peregrinación de numerosos patronos de museos que acudían a visitar estas singulares colecciones, como los de la National Gallery de Washington, el MOMA de San Francisco, Los Angeles County Museum, Corcoran Gallery de Washington, Dallas Museum of Art, el MOMA de Nueva York…” (de ‘El mago de la geometría’, El País, 14 de mayo de 2006).

3.- Añade particular gravedad el hecho de que estos juicios se estén pronunciando sobre la base de la flagrante violación de la ley, a partir de la interpretación y manipulación de correspondencia y comunicaciones particulares de terceras personas, comunicaciones a las que se ha dado acceso violando el secreto del sumario.

4.- De igual manera que se ha actuado en todas las ocasiones anteriores cuando se han producido ataques a su honor y a la intimidad de su vida personal y familiar (como acredita la sentencia de la Sala Primera del Tribunal Supremo conocida en el día de hoy), el expresidente del Gobierno ya ha encomendado la presentación de las acciones jurídicas que procedan.

Asimismo, se presentará de forma inmediata un escrito ante el Consejo General del Poder Judicial y una denuncia de estos hechos ante la Fiscalía General del Estado para que se depuren las responsabilidades penales y, en su caso, disciplinarias que procedan por la apropiación, manipulación, filtración y eventual comercialización de las mencionadas comunicaciones con intención claramente difamatoria. Y en particular, para que se investigue si existe relación entre dichas filtraciones y las manifestaciones de quienes han podido tener acceso a esa documentación en el curso de los correspondientes procedimientos judiciales.

5.- Finalmente, el expresidente del Gobierno manifiesta que falsedades y juicios calumniosos como los descritos ni alteran ni condicionan las posiciones políticas y personales que siempre ha mantenido. No le harán desistir de estas ni de defender su honor y su intimidad personal y familiar, incluidas las acciones actualmente en curso, con los medios que las leyes reconocen a todos los ciudadanos.

Política de cookies. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.